Descubren por qué tenemos el lóbulo de la oreja pegado o colgando