Dar la bienvenida

Por: Fabiola Quintero

La bienvenida implica estar receptivo y en apertura a los que llegan, a veces esa llegada es concertada, otras – la mayoría – simplemente se presentan como invitados sorpresivos y asincrónicos que se instalan en nuestro entorno y se quedan allí hasta ser atendidos.

Esta dinámica no sólo se presenta con los otros -amigos, compañeros, vecinos, familiares-, sino con las partes de nuestro yo y de la vida que llegan y se instalan en nosotros exigiendo algún tipo de atención.

Dicha visita es a veces grata, ingrata, incómoda, difícil, sorpresiva, consciente e inconsciente, dolorosa, alegre, melancólica, silenciosa, ruidosa, amable, tiránica, etc. Por ello, te invito a pensar y a sentir, cuáles son las partes de tu ser que están en la sala de tu casa interna, esperando ser atendidos, vinculados, organizados, reconocidos y apreciados, incluso aquellos que se presenta como troles – pequeños o grandes mostritos, nada simpáticos en un primer momento – .

Para ello, pregúntate qué tan dispuesto y receptivo, estás para el contacto con tu propia esencia… Como escribió Rumi “¿te visitas a ti mismo con regularidad?”. Si comienzas a hacerlo como una práctica regular, incluso diaria, encontrarás un ecosistema de recurso y potencialidades que están esperando interactuar contigo y brindarte información sobre ti, lo cual te permitirá ser cada vez tú y cada vez menos, los condicionamientos, los mandatos, las lealtades, las creencias, sobre las cuales danza tu realidad que puede comenzar a cambiar, una vez atendidos los invitados que están en tu sala interna.

Tómate una bebida caliente con tus invitados y dedícale tiempo a ese encuentro, escúchalos, reconócelos, dale la bienvenida, no los rechaces, todas son fuente de autodescubrimiento que te permitirán ser más auténtico y caminar con más consciencia de tu ser, de tus posibilidades y recursos y porque no de tus propios desafíos, puedes dejarán de ser tus raptores y se convertirán en una invitación a un nuevo trabajo de consciencia y contemplación, que estoy segura traerá otros invitados, otras potencialidades, otros troles y otras caras de la vida y del ser que quieres ser y que ya está allí, en tu sala , esperando ser atendido por ti.

El encuentro frecuente con los invitados de tu sala interna, te conducirá a senderos de autorrealización y del cuidado más consciente de ti y de tus vínculos, donde permitas que cada uno haga su propio camino de autodescubrimiento y llegue ante tus ojos a la autorrealización.

Generando la bienvenida que todos queremos y anhelamos cuando nos encontramos con los otros.

¿Estás dispuesto a dar la bienvenida a tu ser?

Si deseas conocer más acerca de este tema y sanar tus vínculos o compartirme el resultados de os ejercicios. Puede contactarme por
Instagram: @honrandolavida1
Facebook: honrandolavida1
_____________
Fabiola Quintero, Consteladora Familiar, Psicogenealogía, Master Reiki.

Instagram: @honrandolavida1

Facebook: honrandolavida1

Compartir