Crean paneles solares que generan electricidad e hidrógeno a la vez

El futuro de la energía pasa por las fuentes renovables. En Europa se está apostando mucho por la energía eólica y solar, y esta última no para de mejorar su eficiencia conforme va mejorando la tecnología y bajando el precio de los paneles solares. Ahora, un grupo de investigadores ha creado una célula que genera electricidad e hidrógeno a la vez.

Hidrógeno y electricidad: el futuro sostenible y renovable pasa por ambas

El proceso que permite obtener ambas ha sido bautizado como fotosíntesis artificial, donde se divide el agua en hidrógeno y oxígeno. Los métodos utilizados hasta ahora tenían problemas a la hora de aprovechar las propiedades ópticas, electrónicas y químicas para crear un sistema eficiente. Sin embargo, el método creado por los investigadores del Berkeley Lab se salta todas esas limitaciones.

El nombre del dispositivo que hace la fotosíntesis artificial ha sido bautizado como celda híbrida fotoelectroquímica y voltaica (HPEV por sus siglas en inglés). Esta celda lo que hace es transformar la luz solar y el agua en electricidad e hidrógeno. Los sistemas actuales sólo aprovechaban una pequeña parte de toda la luz solar que les alcanzaba. Los investigadores afirman que era como tener un coche que sólo podías usar con la primera marcha engranada. Los electrones excitados no tenían ningún sitio al que ir, por lo que su energía se perdía.

La energía se puede almacenar fácilmente en algo muy común: baterías. Sin embargo, almacenar grandes cantidades de energía requiere baterías muy grandes, las cuales son muy caras. Sin embargo, las células de hidrógeno lo son aún más. A pesar de ello, está claro que el hidrógeno va a jugar una parte importante en la energía del futuro, por lo que cualquier innovación que le afecte es una buena noticia de cara al futuro.

La eficiencia de este método es del 20,2%, frente al 6,8% del anterior

En este nuevo sistema, lo que se hace es dejar que los electrones salgan, y se añade una segunda capa de contacto electrónico. Ahí, se divide la corriente producida por la energía del sol, y se hace que esa corriente divida el agua en hidrógeno y oxígeno, haciendo que el resto de la energía sea capturada como electricidad. Los sistemas previos tenían una eficiencia del 6,8%, mientras que este nuevo alcanza el 20,2%. (6,8% para el hidrógeno y 13,4% para la energía eléctrica).

Ahora que han conseguido entender cómo funciona y lograr una eficiencia tan alta, los investigadores afirman que van a continuar mejorando el dispositivo, además de intentar encontrar usos prácticos en el mundo real.

 

Fuente: adslzone.net

Compartir