Crean madera artificial resistente al agua y al fuego

La madera ha sido el material de construcción por excelencia. Sus cualidades han servido para levantar todo tipo de edificios y viviendas, acompañando al ser humano durante siglos. Sin embargo, sus numerosas ventajas también conllevan importantes inconvenientes… agua, fuego, insectos y por supuesto su agresión al medioambiente que en muchos países está provocando deforestaciones muy importantes. Pero… ¿y si todos estos problemas pudieran solucionarse?

Hace unos meses el equipo de investigadores de Yu Shuhong de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China publicó en la revista Science Advances una técnica revolucionaria capaz de fabricar a gran escala madera artificial de inspiración biológica, ligera pero con la resistencia de la propia madera natural.

Para crear la madera sintética, los científicos chinos tomaron una solución de resina de polímero y agregaron quitosano, un polisacárido derivado de la quitina presente en algunos crustáceos. Liofilizando esta solución consiguen una estructura repleta de pequeños poros y canales similares a los de la madera natural que posteriormente calientan a altas temperaturas (200 ºC) para terminar con un compuesto muy resistente y compacto.

El artículo publicado añade además diferentes pruebas realizadas con el nuevo polímero. En comparación con la madera natural, la madera artificial tiene mejor resistencia a la corrosión por agua y ácido sin reducir sus propiedades mecánicas. También tiene mejor aislamiento térmico y retarda el fuego.

Las muestras empapadas en agua y en un baño de ácido fuerte durante 30 días apenas se debilitaron, mientras que las muestras de madera natural analizadas en condiciones similares perdieron el 40% de su resistencia al aplastamiento. El nuevo material también fue más difícil de quemar y además se detuvo cuando se retiró de la llama.

Este nuevo polímero desarrollado por el equipo de Shuhong es una solución elegante que esquiva magistralmente cuatro de los principales problemas de la madera tradicional. Es capaz de hacer frente al agua y al fuego mejor que la natural, sin perder resistencia, esquiva el problema de los insectos y sobre todo es una propuesta mucho más respetuosa con el medioambiente que la tala de árboles.

 

Fuente: es-us.noticias.yahoo.com

Compartir