Crean exoes­que­le­to para mo­vi­li­dad de ni­ños con pa­rá­li­sis ce­re­bral

Un hos­pi­tal ma­dri­le­ño pre­sen­tó un exoes­que­le­to pe­diá­tri­co para me­jo­rar la mo­vi­li­dad de los ni­ños con pa­rá­li­sis ce­re­bral que, como gran no­ve­dad, in­cor­po­ra un cas­co que obe­de­ce a las órdenes de es­tos pa­cien­tes cuan­do em­pie­zan a ca­mi­nar.

El lla­ma­do exoes­que­le­to CP-Wal­ker 2.0 es una he­rra­mien­ta para en­tre­nar la pos­tu­ra más er­gui­da de los afec­ta­dos, pero tam­bién para que ma­ne­jen bien la coor­di­na­ción de sus múscu­los, ex­pli­có en rue­da de pren­sa Ig­na­cio Mar­tí­nez, con­sul­tor de la uni­dad de Neu­ro­or­to­pe­dia del hos­pi­tal Niño Je­sús de Ma­drid, don­de se pre­sen­tó.

Cuen­ta con un mo­tor en la ca­de­ra, otro en la ro­di­lla, y ajus­tes para el con­trol del tron­co, y es ca­paz de apli­car fuer­za en cada una de las ar­ti­cu­la­cio­nes, para que los pa­cien­tes con­tro­len sus pier­nas, dán­do­les un pa­trón de mar­cha para que en­tien­dan cómo tie­nen que mo­ver­se.

Este ro­bot in­cor­po­ra como no­ve­dad un cas­co -una es­pe­cie de go­rro de pis­ci­na con elec­tro­dos- que mide los cam­pos eléc­tri­cos ge­ne­ra­dos por el ce­re­bro del pa­cien­te cuan­do éste tie­ne al­gu­na in­ten­ción de mo­vi­mien­to.

 

Fuente: noticiasncc.com

Compartir