Controlar el dolor de la fibromialgia es posible

El síntoma principal y más molesto de la fibromialgia es sentir un dolor que se extiende por todo el cuerpo y aliviarlo no siempre es tan fácil. Pero una nueva investigación encontró que controlar ese dolor puede ser posible e incluso sencillo.

Científicos de la Universidad de Texas, en Galveston, redujeron drásticamente el dolor de pacientes con fibromialgia con medicamentos dirigidos a la resistencia a la insulina. Aunque aún falta investigar más sobre esta relación entre la enfermedad y la resistencia a la insulina, este descubrimiento podría dar un giro a la forma de identificar y tratar el dolor crónico.

La fibromialgia es una afección común que, debido al dolor crónico, causa discapacidad. Uno de los grandes retos de esta condición es que no se tienen claras sus causas por lo que no hay terapias específicas para aliviar los síntomas, que van desde los dolores del cuerpo hasta dificultad para dormir, rigidez en los músculos, migrañas, entumecimiento de manos y pies y problemas de concentración y memoria, explican en la Biblioteca Nacional de Medicina.

A los pacientes se les recomienda fisioterapia, masajes, terapia psicológica y, si estos no resultan, les recetan fármacos anticonvulsivos, relajantes musculares, analgésicos y antidepresivos (duloxetina (Cymbalta), pregabalina (Lyrica) y milnacipran (Savella) son los aprobados para tratar la fibromialgia). Pero muchas personas terminan recurriendo a los opioides para aliviar su dolor.

El enfoque de los investigadores de Texas tiene el potencial de ahorrar miles de millones de dólares al sistema de atención médica -solo en Estados Unidos los costos relacionados con la atención médica de la fiblomialgiason de cien mil millones de dólares al año- y disminuir la dependencia de muchas personas de los opiáceos para el manejo del dolor.

Cómo aliviar el dolor

En estudios anteriores se había comprobado que la resistencia a la insulina causa disfunción en los pequeños vasos sanguíneos del cerebro. Este problema también ocurre en la fibromialgia y eso motivó a los investigadores a indagar si la resistencia a la insulina era el eslabón perdido para comprender la enfermedad.

La mayoría de los pacientes con fibromialgia se puede identificar por sus niveles de azúcar en la sangre. Por primera vez, los investigadores pudieron separar a estos pacientes de los individuos sanos mediante un análisis de sangre común para determinar la resistencia a la insulina o la prediabetes.

Luego, los pacientes con fibromialgia fueron tratados con metformina, un medicamento que combate la resistencia a la insulina. El gran resultado fue que sus niveles de dolor disminuyeron drásticamente.

“Teniendo en cuenta la extensa investigación sobre la fibromialgia, nos sorprendió que estudios anteriores hubieran pasado por alto esta simple conexión”, dijo en un comunicado Miguel Pappolla, profesor de neurología de la Universidad de Texas.

En la investigación, además de los especialistas de Texas, colaboraron expertos de diversas instituciones de Estados Unidos, incluidos los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Los resultados se publicaron en PlosOne.

 

Fuente: HolaDoctor.com

Compartir