Conozca el pueblo español donde todos se volvieron ricos de la noche a la mañana

Un diminuto y discreto pueblo rural es, nada más y nada menos, uno de los que más concentración de riqueza tiene en España.

Se trata de Sodeto, en la municipalidad de Alberuela de Tubo, en Huesca. En 2011, los escasos habitantes del pueblo ganaron ‘el Gordo’, el gran premio de la Lotería de Navidad en el país, que se otorga cada 22 de diciembre.

Es apenas un punto en el mapa y tiene solo 240 habitantes que viven en idénticas casas de piedra, con graneros en filas. No hay signos evidentes de riqueza, al menos en el exterior.

El 22 de diciembre de 2011, a las 9:57 horas de la mañana, toda la población de Sodeto se convirtió en ganadora de unos de los premios de lotería más generosos del mundo, que ese año tuvo un valor combinado de 720 millones de euros.

Cuando se anunció a ‘El Gordo’ por televisión, los residentes de Sodeto salieron de sus casas y se dirigieron a la plaza, abrazados y chillando incrédulos.

En 2011, la Asociación de Amas de Casa de Sodeto había vendido 1.200 participaciones del número que ganó el primer premio a las personas que vivían en la localidad. Cada participación ganadora recibió 100.000 euros de recompensa (unos 130.000 dólares entonces).

Todos los habitantes del pueblo, menos uno -Costis Mitsotakis, un cineasta griego que se había mudado a vivir con su novia y luego se separó de ella-, compraron una participación premiada.

Desde entonces Mitsotakis ha estado trabajando en un documental sobre Sodeto y el impacto que tuvo en el pueblo la lluvia de millones al que ha titulado “Cuando tocó”.

Así les cambió la vida

Exactamente quién ganó cuánto es un secreto. Pero cada familia en Sodeto tenía al menos una participación ganadora, y algunos habían comprado lo suficiente para convertirlos en millonarios -al comprar más de un boleto de los 1200-. Por tanto, el pueblo está lleno de personas ricas.

Sodeto fue creado en 1950, una de las más de 200 comunidades planificadas por el ex dictador Francisco Franco a través de la campiña española para poblar las zonas de cultivo insuficiente. Llegó a tener 400 habitantes, aunque la cifra es casi la mitad ahora.

El premio de la lotería no se pudo producir en un mejor momento.

“Cuando jugaban a la lotería, muchos agricultores ni podían plantar, porque había una sequía”, recuerda Rosa Pons Serena, alcaldesa de Sodeto durante los últimos 14 años, en entrevista con Reader’s Digest.

España estaba en medio de una crisis económica y los jóvenes de Sodeto se iban a buscar trabajo a la vecina ciudad de Huesca. “Y luego, en un segundo, todas las hipotecas desaparecieron”.

“Lo que ganamos fue tranquilidad”, asegura.

Otro efecto curioso de ‘El Gordo’ ha sido un baby boom, la explosión en nacimientos en el pueblo. En 2017, la prensa local reportó que hay en Sodeto diez niños menores de tres años, algo que no ocurría desde hace varias décadas. Antes, la media era de un nacimiento al año. Entre 1993 y 2005 solo hubo 15 alumbramientos.

Curiosamente, casi nadie tomó sus ganancias y se fue. De hecho, tres de los jóvenes volvieron para comprar tierra y construir casas. En un área casi desierta de un país económicamente deprimido, los que de repente logran la libertad de hacer cualquier cosa simplemente eligen quedarse donde están.

Para Serena, no es un misterio. “Esta mañana, mi vecino me llamó para que tomara un café y fui en bata”, explica la alcaldesa. “Estas pequeñas cosas nos dan nuestra calidad de vida”, explica.

 

Fuente: es-us.finanzas.yahoo.com

Compartir