Compradores de vehículos eléctricos no se arrepienten de su decisión

Si no te has decidido por un vehículo eléctrico, la Asociación Automovilística Estadounidense (AAA) tiene noticias que podrían motivarte. Luego de cinco años y recorrer 75,000 millas (120,000 kilómetros), los costos son solo un poco más altos, alrededor de $600 dólares anuales, comparados  a los carros convencionales. El organismo también descubrió que las preocupaciones iniciales del propietario, como el rango de autonomía, desaparecieron con el tiempo.

AAA reveló que el 91 por ciento de los propietarios tenían al menos una preocupación antes de comprar sus automóviles, incluidas la mencionada independencia, la capacidad para realizar viajes largos y la disponibilidad de estaciones de carga. Si bien la cantidad de eléctricos aumenta constantemente y muchos consumidores manifiestan predisposición, preocupaciones como estas siguen siendo una barrera importante para el aumento de las ventas.

“Aunque 40 millones de estadounidenses han mostrado interés en la electricidad para su próximo automóvil, la adopción real está ocurriendo a un ritmo mucho más lento”, indicó en un comunicado el director de Ingeniería Automotriz y Relaciones Industriales de la ONG, Greg Brannon.

Una vez que las personas deciden, los temores se desvanecen, complementó. De los propietarios encuestados (el 71 por ciento de los cuales jamás habían tenido un eléctrico), el 96 por ciento dijo que compraría o arrendaría otro similar. Según la AAA, la mayoría de los conductores inquietos por un presunto rango insuficiente posteriormente se volvieron “menos preocupados” o “ya no se preocuparon”.

El organismo descubrió que muchos propietarios (43 por ciento) ahora conducen más en sus autos eléctricos que en sus anteriores máquinas a gasolina. De los encuestados, el 78 por ciento  todavía tiene un carro con motor a combustión en su hogar, pero la mayor parte de su actividad al volante (87 por ciento) es a bordo de eléctricos, con un promedio diario de 39 millas (63 km).

La mayor confianza probablemente sea el resultado de la experiencia. Según AAA, casi todas las personas consultadas (95 por ciento) dijeron que nunca se quedaron sin carga mientras conducían. También descubrieron algo importante: la mayor parte se puede hacer en casa. Gran parte del discurso en torno a los autos eléctricos se enfoca en expandir la red pública de estaciones y la falta de ellas puede ser un gran impedimento para potenciales compras. Pero la mayoría finalmente se da cuenta de que el conector doméstico cubre casi todas las necesidades. También es mucho más conveniente que hacer un viaje a la electrolinera. Efectivamente, los propietarios dijeron que hicieron el 75 por ciento de los repostajes en sus domicilios.

Los precios más altos también han ralentizado las ventas de eléctricos, pero se pueden compensar en con menores costos de funcionamiento, según AAA. La cantidad de electricidad requerida por un “eléctrico compacto” para transitar 15,000 millas (24,000 km) al año cuesta en promedio $546 dólares en Estados Unidos, mientras que en gasolina el gasto se eleva hasta los $1,255 dólares. Debido a que no necesitan aceite, los costos de mantenimiento de los automóviles eléctricos son en promedio $330 dólares menores.

 

Fuente: Digital Trends

Compartir