Cómo usar el elevador seguramente durante la pandemia

A medida que los trabajadores regresan a sus oficinas y las personas se aventuran a acudir a turnos médicas y a ir de compras, muchos podrían enfrentarse a una situación incómoda: cómo compartir el confinadísimo espacio de un elevador durante la pandemia.

1. Mascarillas

Por su propia naturaleza, viajar en un elevador significa compartir un espacio reducido con extraños. Según los expertos, el uso de mascarillas o tapabocas debe reducir mayormente el riesgo de contagio. Según dijo al diario Washington Post experta en enfermedades infecciosas Colleen Kraft, directora médica asociada del Hospital de la Universidad de Emory en Atlanta, «En un corto periodo de tiempo y usando todos sus mascarillas en el elevador, no creo que haya riesgo alguno». Los virólogos creen que la intensidad, la frecuencia y la duración son los tres factores que aumentan nuestro riesgo de infección.

2. Ley del silencio

El doctor Joseph Allen, director del programa Edificios Saludables de la Escuela de Salud Pública de Harvard recomienda que todas aquellas personas que usen un ascensor eviten hablar para no liberar en el aire las microgotas de saliva que transportan el COVID-19.

También recomendó que una sola persona manipule los botones para todos los usuarios y, en los vestíbulos de los edificios residenciales o de oficinas, la gente no se acumule en tumultos en las puertas del elevador.

3. De espalda o en paralelo

Sumado a la mascarilla y a la ley del silencio, las personas deben evitar en la medida de lo posible estar de frente y se les sugiere optar por mirar en la misma dirección o bien de espaldas. Nunca de frente.

4. Limpieza constante

El personal de limpieza debe poner especial atención en desinfectar constantemente los ascensores y las escaleras. Muchos de los elevadores están revestidos por metales como acero inoxidable, y recientes investigaciones han concluido que en este tipo de metal el coronavirus no sobrevive mucho tiempo. Sin embargo, si hay alfombras en el piso y botones de plástico, el riesgo de contacto con partículas del virus aumenta.

 

Fuente: LaRed21.com

Compartir