Comienzan las obras para unir con un tren de alta velocidad Miami y Orlando

Las obras para extender hasta Orlando una línea de tren de alta velocidad que se inicia en Miami, un proyecto con una inversión privada de 4.000 millones de dólares, comenzaron ya con las tareas de limpieza del terreno, informó este martes Virgin Trains USA.

La compañía ferroviaria privada, propiedad del magnate británico Richard Branson, anunció que las firmas constructoras Hubbard Construction Company, Wharton-Smith Inc., The Middlesex Corporation, Granite y HSR Constructors se encargarán de las 170 millas (273,5 kilómetros) de línea férrea que faltan para llegar a Orlando.

Se espera que la ciudad de los parques temáticos y de atracciones, que fue el primer destino turístico de Estados Unidos en 2018, esté conectada a Miami y otras ciudades del sureste de Florida por un tren de alta velocidad a partir del año 2022.

“Conectar el centro de la Florida con el sur traerá la oportunidad de más empleos, al mismo tiempo que modernizamos la infraestructura férrea y ayudamos a fortalecer la economía del estado”, señaló Patrick Goddard, presidente de Virgin Trains USA, conocida antes como Brightline, en un comunicado.

La fase 1 del proyecto, que va de Miami hasta West Palm Beach, distantes unas 72 millas (unos 100 kilómetros), está ya concluida y operativa desde 2018.

La fase 2, que se ha iniciado con las tareas de limpieza del terreno en el área del Aeropuerto Internacional de Orlando y en el Centro de Mantenimiento de Virgin Trains, generará más de 10.000 empleos y más de 650 millones de dólares en ingresos fiscales federales, estatales y locales, según el comunicado empresarial.

Se espera que este año comiencen también las obras en las otras dos zonas de la fase 2.

El pasado 19 de abril, Virgin Trains USA anunció que había logrado la financiación para empezar la construcción del tramo que conecta las ciudades de West Palm Beach y Orlando.

La firma cerró la venta de 1.750 millones de dólares en bonos con lo que podrá empezar “inmediatamente” la construcción de un tendido de 273 kilómetros (170 millas) que culminará en Orlando.

El anuncio llegó luego de la visita a Miami a comienzos de abril del presidente del grupo Virgin, el millonario británico Richard Branson, para una ceremonia en la que oficialmente la estación central de la compañía Brightline pasó a llamarse “Virgin MiamiCentral”.

En noviembre de 2018, el grupo británico llegó a una “alianza estratégica” con Brightline, la compañía que después de muchos retrasos y problemas puso en servicio la línea entre Miami y Palm Beach, ciudades del sureste de Florida y separadas por 120 kilómetros.

Producto de esa alianza, la firma pasó a llamarse Virgin Trains.

En 2018, además de la “alianza estratégica” con Brightline, Virgin anunció la construcción de una terminal en el Puerto de Miami para su división de cruceros Virgin Voyages, que ha anunciado que sus barcos harán escala en Cuba a partir de 2020.

 

Fuente: EFE Noticias

Compartir