Claves para gestionar el cambio (I Parte)

Por: Lorena Castro Jaén

El cambio visto como proceso, como necesidad o bien como condición propia del hombre, ha sido abordado desde distintas perspectivas. Sin embargo, en esta oportunidad plantearemos algunas claves que podrían ser de utilidad desde los aportes de Nieder y Zimmerman quienes se plantearon desde una ilustración que alude a una pirámide las distintas formas de resistencia que se expresan ante procesos de cambio. Este aporte no solo es de utilidad en el escenario organizacional, sino que contribuye como punto de reflexión para cualquier escenario incluido el cambio personal.

A partir de lo señalado y tomando en cuenta las distintas variables que pueden estar involucradas, el tema se abordará en dos partes a fin de ofrecer una mayor precisión. En tal sentido y considerando que la propuesta de los citados autores propone tres formas de resistencia: “No conocer”; “No poder” y “No querer” seguidamente trataremos lo concerniente a “No conocer” que se concreta en algunas interrogantes fundamentales a la hora de emprender el cambio.

No conocer

En toda organización y en la vida misma las circunstancias muestran la necesidad de implementar cambios que permitan solventar situaciones específicas. Bien porque no se están alcanzando los objetivos o porque se identifican necesidades no resueltas que requieren ser atendidas. El “No conocer” esconde en sí mismo el desconocimiento de aquello que se desea cambiar, implica lidiar con la incertidumbre producto de no tener claridad en aquello que se debe hacer. En otras palabras, se percibe una necesidad que amerita emprender acciones concretas sin que se tenga ideas claras de qué hacer. Otra segunda interrogante surge en este sentido cuando el por qué emplear los cambios no ofrece respuestas claras. Asi mismo, el cómo y el cuándo deben ponerse sobre la mesa para que orienten la efectividad de la búsqueda de las alternativas que resulten efectivas.

Puede ser de utilidad amigo lector que cuando perciba la necesidad de un cambio en cualquier escenario, que se plantee estas interrogantes y si es por escrito mejor aún, ya que sin duda el acto de la escritura contribuye a esclarecer el panorama. ¡Haga la prueba! Y verá que de pronto, aquello que había percibido como la necesidad de cambiar de pronto esconde la verdadera necesidad que en un primer momento no se había podido percibir. Naturalmente ello requiere de valentía para sincerar lo que se esconde debajo de situaciones que no nos permiten alcanzar lo deseado. Al reconocerlo se habrá dado el primer paso y el panorama pintará mayor claridad.

¡Hasta un próximo encuentro!

_____________

Lorena Castro Jaén es facilitadora y consultora en el área de recursos humanos y gerencia.

Twitter e Instagram: @gerenciaenpositivo

Compartir