China logra cultivar arroz en el desierto de Dubái

Un equipo encabezado por el científico chino Yuan Longping, el llamado padre del arroz híbrido, dirige un proyecto que ha conseguido cultivar arroz en el desierto de Dubái, mediante riego con agua de mar.

La técnica es de un valor incalculable para toda la región del Oriente Medio, donde el agua potable es un bien escaso.

El arroz fue plantado en el mes de enero a las afueras de la ciudad y ya ha sido cosechado la semana pasada, según informó la agencia china de noticias Xinhua.

Como si esto fuera poco, la nota publicada por la agencia asegura que el cultivo del cereal fue abundante y de “gran calidad”.

Precisó Xinhua que el cultivo tuvo un rendimiento de 7.500 kilos por hectárea, más del doble de lo que se recoge de media en los cultivos del resto del planeta (3.000 kilos por hectárea).

Luego de estos resultados, el equipo se ha propuesto ampliar la plantación y llevarla a 100 hectáreas.

Explicó la agencia que el objetivo final de todo el proyecto es cubrir el 10% del suelo de los Emiratos Árabes Unidos (unos 83.000 kilómetros cuadrados) con campos de cultivo.

Este propósito se enmarca dentro de las aspiraciones de Sheikh Saeed Bin Ahmed Al Maktoum, un miembro de la Casa Real de Dubái, quien se ha trazado la meta de ganarle la competencia al desierto.

 

Fuente: economiayfinanza.com

Compartir