Caravana de evidencias

Por: Aida Montenegro-Loughran

Obedecemos las leyes de la sociedad porque deseamos hacerlo. Nuestra inteligencia nos permite ver sus beneficios: vivir en nuestras comunidades, cerca de nuestros seres queridos, amigos, compartir una cultura común, tener acceso a una educación y ser parte activa del desarrollo de nuestras sociedades. Estos beneficios en nuestros países vecinos centroamericanos no siempre ha existido por diversos factores en el área y fuera de ella. Hoy miles de centroamericanos marchan a lo que consideran un futuro mejor.

PRIMERA CARAVANA DE NIÑOS SIN ADULTOS

Caravana que ha generado una nueva forma de migración, diferente a la modalidad que desde 2014 inicia con la crisis migratoria de niños no acompañados. Ese año una inusitada caravana de niños menores de edad empezó a pedir asilo en la frontera sur de los Estados Unidos. Ahora lo hacen familias que desean mejores condiciones de vida y que aún consideran que Estados Unidos puede “decidir” en el futuro de sus naciones.

CARAVANA DESDE HONDURAS

Luego del golpe de estado de 2007 que derrocó al presidente Manuel Zelaya, y de las elecciones de noviembre pasado, surge una inestabilidad política que es un factor determinante y que contribuye con otras muchas situaciones de inseguridad a que la caravana actual se inicie en Honduras y que la mayoría de sus miembros sean hondureños.

CARAVANA DE ESPERANZA

La creación de programas para brindar mejores oportunidades a estas personas en sus países es prioridad. La responsabilidad de una villa global es su cercanía y dependencia, es decir, lo que afecta a un miembro afecta a toda la comunidad. Como es el caso de la caravana de centroamericanos que evidencia lo mucho que nos falta aún por lograr.

Los problemas de nuestros pueblos centroamericanos no tienen sus orígenes en el Estado del Norte, mas sus políticas y campañas sí son parte del problema y también de su solución.

Apoyemos en la medida de nuestras posibilidades a todos los niños, futuras madres, seres humanos que cada día toman la ruta más difícil para lograr un futuro mejor.

Feliz viernes y hasta la próxima semana.

Compartir