Brasil aprueba nuevas metas para menguar gases de efecto invernadero

El presidente de Brasil, Michel Temer, aprobó las metas anuales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para los próximos diez años, lo que prevé la expansión de la producción de biocombustibles y la reducción en el precio de los combustibles.

Según Temer, ampliar la producción de biocomustibles menos contaminantes como el etanol y el biodiesel ayudará a alcanzar la meta, hará que Brasil tenga menos dependencia del mercado externo de petróleo y esto llevará a una consecuente reducción en el precio de los combustibles.

“Vamos a reducir del 11,5 % al 7 % la dependencia externa de combustibles. Brasil estará menos expuesto a la variación internacional del precio del petróleo y las fluctuaciones cambiarias”, aseguró Temer durante la ceremonia conmemorativa del Día Internacional del Medio Ambiente.

El mandatario espera que esta medida, además de ayudar al medio ambiente, evite huelgas como la de los camioneros que paralizó a Brasil por 11 días.

El paro camionero que aconteció en Brasil entre el 21 y el 31 de mayor sumió al país en una crisis de desabastecimiento de combustible, alimentos e insumos que produjo incontables pérdidas para la industria y para la economía del gigante suramericano.

Entre las metas propuestas por el Consejo Nacional de Política Energética (CNPE) que componen la Política Nacional de Biocombustibles (RenovaBio), está la reducción de un 10% en las emisiones de carbono en la matriz de combustibles del país, lo que significa retirar 600 millones de toneladas de carbono de la atmósfera hasta 2028.

Según el Ministerio de Medio Ambiente brasileño, el establecimiento de esa meta conllevará inversiones por 1.300 millones de reales (unos 342,1 millones de dólares) para la expansión de la producción de biocombustibles en los próximos diez años y una reducción de al menos el 0,84 % del precio de los combustibles al consumidor al final del período.

 

Fuente: es-us.noticias.yahoo.com

Compartir