Avanzan negociaciones para reglas contra cambio climático

Los representantes de 190 países concluyeron dos semanas de pláticas destinadas a delinear las reglas en el combate al cambio climático, y los expertos destacaron el jueves tanto el progreso como la falta del liderazgo que ayudó a concretar el acuerdo de París en 2015.

Las naciones participantes se impusieron el mes de diciembre como fecha límite para acordar las reglas precisas a las que los países se deben apegar en cumplimiento con el acuerdo de París, cuyo objetivo es mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados Celsius para el final del siglo.

A siete meses de que se cumpla el plazo, los negociadores reconocieron que aún hay trabajo por hacer antes de que puedan presentar un proyecto a los ministros durante la cumbre climática de Katowice, Polonia, en diciembre. Se programó una ronda adicional de negociaciones entre el 3 y 8 de septiembre en Bangkok, Tailandia.

Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, se dijo satisfecha con el progreso en las negociaciones que finalizaron el jueves en Bonn, Alemania.

“Pero muchas voces destacan la necesidad de progresar más rápido”, declaró.

Espinosa dijo que se negocia un paquete “sumamente técnico y complejo”. Su objetivo es garantizar que puedan verificarse y compararse labores que las naciones afirman que hacen en contra del calentamiento global.

También se negocia el financiamiento para naciones pobres y la brecha que existe entre los compromisos de los gobiernos y lo que se requiere para alcanzar el objetivo de los 2 grados Celsius.

El acuerdo de París es considerado por muchos como el resultado de las labores del gobierno anterior de Estados Unidos, durante la presidencia de Barack Obama, que logró reunir los intereses de países ricos y pobres. Algunos temen que el pacto se desmorone dadas las amenazas del actual mandatario, Donald Trump, de retirarse del acuerdo.

Camilla Born, integrante del centro de estudios climáticos E3G, dijo que la presión está sobre China, Canadá y la Unión Europea “mientras que por ahora Estados Unidos está desaparecido”.

Un grupo de expertos en derechos humanos de la ONU advirtió esta semana que había el riesgo de que Polonia, sede de la próxima cumbre, oprimiera las manifestaciones ambientales que a menudo se presentan en ese tipo de eventos, debido a las nuevas leyes que le otorgaban una mayor autoridad a los servicios de seguridad.

El ministerio del Ambiente de Polonia informó el jueves en un comunicado que las nuevas leyes “no imponen restricciones a la realización de marchas, siempre que se presente una notificación por adelantado”.

“Polonia hará lo primordial para garantizar que las restricciones tengan el menor de los impactos en la capacidad de participar activa y constructivamente”, señaló el ministerio.

 

Fuente: es-us.noticias.yahoo.com

Compartir