Aumentan los donativos para salvar vidas en Yemen

Numerosos países han prometido donaciones multimillonarias, casi el doble de lo recaudado en 2016, para apoyar la ayuda humanitaria en Yemen durante una Conferencia de Donantes organizada en Ginebra por la ONU, Suecia y Suiza.

“Esta conferencia de donativos representa un notable éxito de solidaridad internacional con el pueblo de Yemen”, dijo el Secretario General quien agregó que los recursos para la ayuda humanitaria son muy importantes, pero no son suficientes.

“Necesitamos acceso irrestricto dentro de Yemen y en sus fronteras y precisamos que todas las partes del conflicto respeten el derecho internacional humanitario y protejan a los civiles. Sobre todo, requerimos un proceso político serio con el objetivo de conducir a una solución política para que no sea necesario tener que volver a hacer estas Conferencias. La crisis humanitaria no tiene una solución humanitaria, sino política”, dijo António Guterres.

Aún falta dinero para el Plan de Respuesta Humanitaria

Cuarenta Estados Miembros y organizaciones prometieron  contribuciones de más de dos mil millones de dólares para 2018. Este dinero apoyará el Plan de Respuesta Humanitaria de Yemen diseñado por las Naciones Unidas y sus socios, el cual requiere casi tres mil millones de dólares para brindar asistencia a trece millones de personas que la necesitan de manera urgente.

Los 930 millones en donativos anunciados el 27 de marzo por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos están incluidos en el resultado de la conferencia de hoy, por lo que asegurar la financiación total para el plan humanitario continúa siendo una prioridad urgente, dijo el titular.

“Hoy varios países han anunciado ya que habrá más donaciones de aquí a finales de año. Somos bastante optimistas y pensamos que podremos alcanzar el nivel financiación necesario para la tragedia a la que se enfrenta el pueblo de Yemen”, agregó Guterres.

Mirando hacia el futuro

Recientemente su enviado especial para Yemen visitó Saná, la capital, y Riad, la capital de Arabia Saudí. Según dijo Guterres se siente animado a presentar un plan de acción que reúna a todas las partes del conflicto en negociaciones serias para acabar con la guerra y encontrar una solución política.La situación humanitaria en Yemen se considera la peor del mundo. Veintidós millones de personas, tres cuartas partes de la población, requieren algún tipo de asistencia.

Las agencias de ayuda ampliaron significativamente la respuesta en 2017 y aumentaron la cantidad de personas que reciben asistencia alimentaria de tres a siete millones por mes.

Con la temporada de lluvias comenzando en abril, los trabajadores humanitarios se enfocarán en asegurar que las familias tengan suficientes alimentos, intensificarán las campañas de vacunación y repartirán agua potable y provisiones en áreas de alto riesgo para evitar la repetición del brote de cólera del año pasado, que causó miles de muertes.

 

Fuente: Centro de Noticias de la ONU

 

Compartir