Apuntar a la luna

Por: Aida Montenegro-Loughran

Crear una cultura que aspire a que un mayor número de personas e instituciones se involucren en la identificación y logro de metas ambiciosas que beneficien a la sociedad es la mejor manera de iniciar la nueva década.

LA ENERGIA DE LA JUVENTUD

Dar oportunidad a los jóvenes que se integran a la fuerza laboran a resolver los retos con la misma mentalidad con que en los sesentas, los ingenieros de la NASA destinaron todos sus recursos a enviar astronautas a la luna.

UNIVERSIDADES FUENTE DE SOLUCIONES

Como educadora, la educación debe ser una búsqueda de solución a los retos del siglo 21. Formar ingenieros, astronautas, científicos, artistas y emprendedores que por su dedicación y trabajo en la solución a estos grandes retos se constituyan en inspiración y modelo a seguir en oposición a los “influenciadores” y celebridades banales de hoy en día.

MODELO DE TRABAJO

Esta cultura no es una cultura que podemos crear en un día y solos. Pero pensamos que como sociedad si es factible si trabajan en colaboración los filántropos, los hombres y mujeres de negocios, el gobierno y la Academia para que se desarrolle.

Juntos podemos identificar: Problemas específicos que son necesarios resolver y objetivos inspiradores que valen la pena lograr. Cambios recientes (avances tecnológicos y científicos) en áreas que al darlos a conocer beneficiarían a muchos mas.

DONACIONES FILANTROPICAS

Esta colaboración y modelo de trabajo aprovechando las habilidades de cada uno es lo que llevo a los talentosos ingenieros de la NASA a lograr su objetivo. Como tal puede ser empleado una vez más con los mismos resultados.

Gracias al financiamiento de fundaciones filantrópicas existen organizaciones como: “American Association for the Advancement of Science”, que investigan como alimentar 10 millones de personas y reducir el impacto de la agricultura en el medio ambiente.

También las organizaciones que dan ayuda a jóvenes talentos son las que apuntan a la luna. Un ejemplo en Panamá, es el caso del reconocido científico panameño, creador del Modelo Core, utilizado por los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, gracias a que fue becado por el Programa USAID que ofrece ayuda a estudiantes con un coeficiente intelectual alto y que le permitió realizar sus investigaciones.

Feliz viernes y a trabajar juntos para crear un futuro brillante para nuestros hijos y nietos.

Compartir