Andar en bicicleta reduce el riesgo de sufrir un ataque al corazón

La actividad física es uno de los factores fundamentales en cuanto a la prevención de salud, no es una novedad que andar en bicicleta resulta positivo para nuestro organismo pero nuevos estudios continúan confirmándolo.

Un nuevo trabajo llevado a cabo por científicos de la Universidad del Sur de Dinamarca y publicado en la revista Circulation señala que andar en bici de manera habituar reduce el riesgo de sufrir un ataque al corazón o padecer otras enfermedades cardiovasculares.

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte en el mundo. Se calcula que en 2012 fueron responsables del fallecimiento de 17,5 millones de personas, lo que significa cerca del 31% de las defunciones registradas a nivel global.

La investigación

Tras la investigación, efectuada a lo largo de las últimas dos décadas en la ciudad danesa de Odense, los científicos constataron que quienes se trasladan en bicicleta o pedalean al menos cuatro veces por semana reducen hasta un 18% las posibilidades de sufrir un infarto de miocardio.

Para alcanzar esas conclusiones los autores analizaron los hábitos con relación al ciclismo de 45 mil mujeres y hombres adultos entre los que se registraron 2.892 infartos de miocardio que se habrían reducido en un 7% si todos hubiesen pedaleado en forma frecuente.

El doctor Anders Grovtved, coautor de la investigación explicó que el trabajo de su equipo “es concluyente sobre los beneficios de viajar al trabajo en bicicleta o pedalear entre tres a cuatro veces por semana” y detalló que los cambios a nivel cardiovascular ya se empiezan a notar “con rodar tan sólo media hora semanal”. El investigador dijo que en su estudio quienes practican ciclismo evidenciaron un riesgo cardíaco de un 11% hasta un 18% menor que una persona sedentaria.

Anteriormente la misma universidad danesa había publicado una investigación que determinaba que la bicicleta y su uso habitual puede ser una herramienta para disminuir el desarrollo de la diabetes tipo 2, una patología que afecta a 350 millones de personas.

Potenciar el uso de la bici

La doctora Kim Blond, directora del sondeo cardiovascular que señala que andar en bici reduce el riesgo de infartos aseguró que es fundamental que los gobiernos trabajen en conjunto con las compañías privadas y el resto de los empleadores para fomentar el uso de la bicicleta como medio de transporte, porque es una forma de reducir la cantidad de fallecimientos a causa de patologías coronarias.

La bici resulta además más económica y ecológica que cualquier otro medio de transporte y aporta beneficios no solo para el corazón, sino también para los músculos y la mente.

 

Fuente: La Red 21

Compartir