Alumnos de un colegio crean una mano 3D para una compañera

Alumnos y profesores del Colegio Europeo de Madrid (CEM) han llevado a cabo una iniciativa fascinante: crear una prótesis 3D para una de sus alumnas. En concreto, han desarrollado una mano 3D, usando tecnología de impresión 3D de código abierto, para una alumna a la que le falta esta parte de su cuerpo.

Esta bonita iniciativa de imprimir una prótesis 3d para una compañera, que ya se ha hecho en otros centros educativos como el Instituto Montcada i Reixac de Barcelona, es fruto de un proyecto educativo del CEM que tiene como objetivo seguir formando a sus alumnos en valores y, además, trabajar con ellos en proyectos reales con el fin de prepararles para el futuro profesional que les espera.

Este colegio, situado en Las Rozas, sigue el modelo de Glenn Doman de estimulación y educación temprana, promoviendo una filosofía de desarrollar con sus alumnos proyectos que cumplen objetivos reales, buscando mantenerse siempre a la vanguardia en cuanto a proyectos educativos se refiere.

Por ello, para este centro las nuevas tecnologías juegan un papel fundamental en la educación de sus alumnos que, además, disponen de una Aula de Inmersión Digital donde se imparten la mayoría de sus materias adaptadas a lo último en tecnología: gafas de realidad virtual, impresoras 3D, etc.

Etapas de la construcción de la prótesis 3D

Para llevar a cabo dicho proyecto, el mismo se ha dividido en varias fases para que todos los alumnos del CEM pudieran participar en él. De esta forma, gracias a programas de diseño, se empezaron a modificar y personalizar las diferentes piezas de la prótesis 3D, fase en la que participaron los alumnos de ESO que, gracias a sus conocimientos adquiridos en tecnología y matemáticas, han sido capaces de diseñar y adaptar las piezas necesarias.

La mano 3D ha sido impresa por los propios alumnos

La mano 3D ha sido impresa por los propios alumnos

Una vez trazados los diseños llegó el momento de dar forma al proyecto: «La impresión fue larga, ya que las piezas tienen que estar en una calidad y grosor determinado para que la prótesis sea resistente, así que nos tocó corregir y repetir algunas impresiones, pero todos los errores sirven para aprender y más cuando estás en un aula», afirma Jorge Calvo, responsable de TIC del Colegio Europeo de Madrid.

Tras imprimir las piezas, se pasó a la fase de pulirlas y montarlas, en la que participaron los alumnos de primaria y que, gracias a sus conocimientos y paciencia, consiguieron rematar y encajar todas las partes a la perfección.

Conjunto de piezas impresas con tecnología 3D que conforman la prótesis que podrá utilizar una alumna a la que le falta la mano

En la última de las etapas de este emocionante y precioso proyecto han participado los alumnos de bachillerato trabajan colocando un sistema de tensores que dota a esta “super-mano” de un poco más de realismo.

El Colegio Europeo de Madrid ha conseguido así crear un proyecto único en el que todos los alumnos, de cualquiera de las etapas educativas, han podido participar reforzando, al mismo tiempo, valores como el compañerismo, el respeto y la solidaridad.

Enabling The Future: “echando una mano al mundo”

Este proyecto educativo ha sido posible gracias a la organización encargada de construir prótesis para niños Enabling The Future, formada por un increíble grupo de personas de todo el mundo que utilizan sus impresoras 3D para crear manos y brazos libres impresos en 3D para aquellos que necesitan un dispositivo de asistencia para miembros superiores.

 

Fuente: cuentamealgobueno.com

Compartir