Algunas recomendaciones de viaje para personas con discapacidades físicas

Redacción: Janet Thomas      kumhekaorg@gmail.com

Generalmente, se suele creer que viajar con personas discapacitadas es difícil debido a su condición, pero esto no es necesariamente cierto si se toman ciertas previsiones.

Si bien aún faltan muchas cuestiones por resolverse en cuanto a servicios o comodidades para quienes por ejemplo necesitan una silla de ruedas, son no videntes o tienen otros problemas motores, pero si tomamos en cuenta algunas previsiones con tiempo, las personas con discapacidades pueden viajar casi a cualquier parte y disfrutar mucho tanto el/ella como los acompañantes.

1.- Antes de salir pregunte por la accesibilidad del lugar o lugres a visitar:

-¿Tengo que hacer una reserva o va por orden de llegada?

– ¿Cuántos estacionamientos accesibles hay?

– ¿La entrada principal es accesible?

– ¿De qué están hechas las superficies de los caminos y pasillos (por ejemplo ladrillo, grava, baldosa o moqueta)?

– ¿Tienen que pagar los auxiliares de cuidados personales? En tal caso, ¿se les hace algún descuento?

– ¿Hay baños, fuentes de agua potable y sitios para comer accesibles?

– ¿Tienen un plano de las zonas accesibles?

– ¿Cuál es su política sobre los animales guía?

2.- Hágase un reconocimiento médico: Siempre es aconsejable ir al médico o profesional de la salud antes de viajar. Eso ayudará a evitar o a prepararse para cualquier problema de salud. He aquí algunas cosas que puede hacer.

3.- Carta del médico. Pida a su médico o profesional de la salud que le escriba una carta que explique claramente cuál es su estado de salud. Esta carta debería incluir información sobre sus enfermedades, medicamentos, dispositivos y alergias a alimentos o a fármacos. Haga copias de la carta, tanto para usted como para quienes viajan con usted.

4.- Frases en otros idiomas relacionadas con la salud. Si va a algún sitio donde la gente no habla español, aprenda algunas sencillas frases en el idioma local relacionadas con la salud. Si tiene diabetes, podría aprender frases como: “Tengo diabetes” y “Por favor, ¿me da un poco de jugo de naranja?”.

5.- Medicamentos: Asegúrese de empacar bastantes medicamentos y productos médicos. Es aconsejable empacar el doble de lo que cree que necesitará. Ponga la mitad de eso en su maleta y el resto en el equipaje de mano, de forma que siempre tenga bastante.

6.- Lleve equipaje de mano. Siempre es conveniente poner los productos médicos más importantes en su equipaje de mano. Si tiene diabetes, su equipaje de mano debería incluir: medicamentos, como insulina; productos como jeringas, medidores de glucosa en sangre y pilas extra para el medidor; una tarjeta de identificación médica que diga que tiene diabetes; comida y medicamentos para tratar la hipoglucemia (glucemia baja), como unas galletas, queso, mantequilla de maní o cacahuate, fruta, dulces y pastillas de glucosa.

Si usted lleva consigo medicamentos o productos médicos, dígaselo al empleado de seguridad. Puede pedirle que inspeccione los productos a mano en lugar de pasarlos por la máquina de rayos X. Ponga nombre a todos los productos y empáquelos en una bolsita que no forme parte de su equipaje.  A veces, las normas de inspección cambian así que es conveniente consultarlas de antemano. Para saber más, puede llamar al aeropuerto o visitar el sitio web de su aerolínea. También puede llamar a la Administración para la Seguridad en el Transporte.

7.- En el aeropuerto:  Inclusive las personas con discapacidades, debe pasar por el control de seguridad del aeropuerto cuando viaja en avión, de manera que les recomiendo lo siguiente: en el caso de prótesis, los empleados de seguridad necesitan ver y tocar su dispositivo, enyesado o refuerzo de prótesis, pero no le pedirán que se lo quite y de cualquier forma Ud, tiene derecho a solicitar que le inspeccionen en privado (lejos de la fila).  Cuando le inspeccionen, puede pedir que un amigo o familiar vaya con usted y solicitar que el empleado de seguridad sea de su mismo sexo (hombre o mujer). Si necesita ayuda para ponerse de pie, dígalo. Le pueden dejar que se siente una vez haya pasado por el detector de metales. El empleado también puede ayudarle a quitarse y ponerse los zapatos o puede examinar sus pies si no le es posible quitarse los zapatos.

8.-Andadores, muletas, bastones y otros dispositivos de movilidad. El empleado de seguridad comprobará estos dispositivos y cualquier otra cosa que esté sujeta a ellos. Si cabe, el dispositivo debe pasar por la máquina de rayos X. Si no cabe, el dispositivo debe ser inspeccionado con un detector de mano.

9.- En el caso de animales guía. Dígale al empleado que el suyo es un animal guía, no una mascota. Lo más probable es que le pidan que se sitúe al principio de la fila porque tendrán que pasar más tiempo con usted. La persona que le inspeccione está cualificada para registrar animales guía. Le pedirá permiso antes de tocar a su animal y no deberá llevarlo a otro sitio. Lo único que usted tiene que hacer es mantener a su animal guía bajo control.

10.- Las personas en silla de ruedas pueden viajar en casi todos los tipos de transporte siempre y cuando planeen las cosas con tiempo. Recomiendo hacer una lista con las instrucciones de manejo de su silla de ruedas. Péguela con cinta adhesiva donde puedan verla todos los encargados del equipaje.

– Quite o fije cualquier parte de la silla que esté suelta o se mueva.

– Empaque un kit de reparación de sillas de ruedas. Métalo en el equipaje que facture para que los inspectores de seguridad del aeropuerto no crean que contiene armas.

Si usted tiene una silla de ruedas motorizada, lleve consigo los papeles de la batería.

Debería saber que es posible que tenga que cambiar de silla varias veces. Muchos aviones tienen pasillos estrechos así que quizás tenga que pasar de su silla de ruedas a una silla más estrecha especial para pasillos y, después, a su asiento en el avión. Hay varias aerolíneas que disponen de sillas para pasillos hidráulicas que permiten que la persona se deslice desde la silla de ruedas hasta el asiento del avión.

Algunos trenes ofrecen descuentos a las personas con discapacidades. Para obtener dicho descuento, debe acreditar su discapacidad, como por ejemplo con una tarjeta de identificación del sistema de transporte, una tarjeta de socio para personas con discapacidades o una carta del médico. Cuando haga su reserva, pregunte por el espacio disponible para sillas de ruedas, por asientos para transferencias o por otras zonas accesibles.

En muchos trenes le dejarán que permanezca en su silla de ruedas, pero, si no hay espacio para asegurarla, puede que tenga que ponerle los frenos. Si prefiere sentarse en un asiento accesible, tendrá que guardar su silla de ruedas.  La mayoría de los trenes disponen de rampas o elevadores para ayudar a las personas en silla de ruedas a subir y bajar del tren.

Autobús:  Llame a la empresa de autobuses al menos dos días antes de viajar y dígales que tiene necesidades especiales. Estas necesidades pueden ser: ayuda para subir y bajar del autobús, asistencia con el equipaje o un almacenamiento seguro para su silla de ruedas.  Pregunte si ofrecen descuentos para los auxiliares de cuidados personales.

Barco: La mayoría de los nuevos barcos crucero son accesibles a personas con discapacidades, pero no suele ser el caso de las pasarelas de acceso a los barcos.

Teniendo en cuenta estas pocas previsiones no debería haber ningún problema para realizar y disfrutar del viaje que siempre soñó.

¡Les deseo muchos felices viajes!

 

Compartir