Adolescente crea dispositivo para detectar tempranamente el cáncer de mama

Según el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer (World Cancer Research Fund), 1,7 millones de mujeres fueron diagnosticadas con cáncer de mama en 2012. Sólo en los Estados Unidos, más de 40.000 mujeres morirán este año debido al cáncer de mama.

Las estadísticas, sin embargo, pueden en ocasiones ocultar el número real de personas afectadas.

Esta enfermedad fue la que impulsó a un adolescente a actuar para ayudar a las diagnosticadas a sobrevivir y recibir tratamiento lo más rápido posible. Y lo está haciendo con un sujetador.

Julian Rios Cantu es el director y cofundador de Higia Technologies, una iniciativa fundada bajo un solo principio: acabar con el dolor y el sufrimiento causados por el cáncer de mama.

Cantú conoce personalmente el dolor causado por el mal diagnóstico de esta terrible enfermedad.

Su historia comienza cuando su madre fue diagnosticada con cáncer de mama por segunda vez. Por desgracia, los tumores en los senos de su madre no fueron bien pronosticados, y en el momento que los médicos fueron capaces de examinarla de nuevo, era demasiado tarde.

“El tumor creció desde el tamaño de un grano de arroz al de una pelota de golf en menos de seis meses”, dijo Cantu. “En sus propias palabras: se sintió ‘mutilada’ por esta enfermedad”, explicó.

Su madre casi había sido asesinada por el cáncer y por métodos de diagnóstico ineficientes. Motivado para asegurar que nadie más sufriera como lo hizo su madre, Cantu y un pequeño grupo de amigos trabajaron una idea. Posteriormente, presentó una patente, y comenzó a recaudar dinero para desarrollar el primer prototipo.

“Está equipado con sensores táctiles, de temperatura y de luz”, dijo Cantu. “Una mujer usa EVA entre 60-90 minutos cada semana, para controlar la salud de sus senos periódicamente. Y así, dar un diagnóstico preciso de ellos”, detalló.

Después, los datos se envían a la aplicación del smartphone de los usuarios, y esta -a su vez- transfiere la información al oncólogo elegido por la persona.

La idea básica detrás de tal dispositivo es que los tumores cancerosos a veces producen decoloración en la piel, y, potencialmente, causan variaciones de temperatura en el cuerpo debido a la presencia de vasos sanguíneos.

Sin embargo, el jurado todavía está por determinar si este sostén podría resultar efectivo.

“Es genial ver a gente joven como Julian entrar en la ciencia y tener ideas que podrían ayudar con el diagnóstico de cáncer”, dijo Anna Perlman de Cancer Research UK, según la BBC. “Pero una parte importante de la ciencia es hacer una prueba rigurosa, para asegurarse de que innovaciones como ésta realmente benefician a los pacientes”, explicó.

EVA todavía está en la fase temprana de prototipos, pero si resulta eficaz, podría salvar millones de vidas en todo el mundo.

 

Fuente: lagranepoca.com

Compartir