Acortar la brecha de los sueños

Por: Aida Montenegro-Loughran

Nos educamos para encontrar soluciones a los retos. La educación tiene como objetivo el preparar a los alumnos para lograr un mundo mejor. Al educar no distinguimos si los estudiantes son de un género porque creemos que el fin es desarrollar sus habilidades y talentos para que sean personas realizadas y capaces.

Sin embargo, como lo presentan en una campaña que he visto esta semana, sí hay formas en la que los padres de niñas difieren de los modelos a seguir que les dan por ser niñas, es decir, según la campaña, hay en los buscadores de información más encuestas de padres de niños que desean saber si sus hijos varones tienen talento que de padres con niñas.

JUGUETES DE TEMÁTICA CIENTÍFICA

Otro aspecto que nos llama la atención, según esta campaña, es que desde los cinco años las niñas dejan de creer que pueden ser astronautas, científicas, presidentes, ya que es tres veces menos probable que reciban juguetes de temática científica y que sean introducidas a la vida de mujeres que han tenido éxitos.

IGUALDAD PARA SOÑAR SER

Hoy les comento sobre esta campaña para que como padres demos a nuestros hijos igualdad para sonar lo que desean ser en el futuro. Educar hijos varones y niñas de una forma que les permita elegir sus profesiones futuras sin moldes de acuerdo a su género.

Como siempre comento, es en nuestras casas donde primero inculcamos estos valores de ente pensante que va de su visión primaria familiar a la reflexión global.

YALITZIA APARICIO COMO MODELO

El mejor ejemplo de que no existen barreras para lograr nuestras aspiraciones y cómo la oportunidad puede modificar el curso de una vida es Yalitzia con su actuación en Roma.

Según Aparicio, “la película fue un oportunidad de mostrar que puedes alcanzar lo que quieres, que no nos dejemos llevar por los estereotipos, que no aceptemos que se debe tener cierto perfil para aparecer en una revista. Si sigues soñando y luchando por lo que quieres ahí va a estar.”

Como madre de dos ciudadanas del mundo que desde siempre jugaron con trenes, aviones, Barbies y cocinitas de todos los colores me uno a este grupo que acerca a las niñas a sus sueños dándole modelos a seguir tal y como todo padre responsable lo haría.

Feliz viernes y en el 2019 acortamos la brecha de los sueños de nuestras niñas.

Compartir