Aceptación

Por: Audrey León

Todos tenemos cosas que nos gustan de nosotros mismos y otras que no nos gustan. No debemos catalogarlas como cosas buenas o malas. Puede ser que a mí no me guste ser tan perfeccionista porque no me permite relajarme, pero puede ser que a ti si te guste serlo, porque eso te permite alcanzar la excelencia. Todo depende de cómo lo mires.

Lo importante en este camino es aceptarte con aquello que te gusta de ti y con lo que no también. 

Te pregunto, ¿alguna vez has identificado algo que no te gusta de ti pero que piensas no puedes cambiar? Creo que incluso hay una canción cuya letra dice, quiéreme tal como soy, yo soy así que le voy a hacer…

Si es así, déjame decirte que has caído en la trampa de este camino, la Resignación.

El hecho de que te aceptes completamente no quiere decir que no puedes mejorar. 

Como lo mencioné en mi columna anterior, el objetivo de recorrer los 10 caminos es el de alcanzar nuestro máximo potencial, es decir, convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.

Entonces, acéptate con todo, comprométete a hacer los cambios necesarios para sentirte más a gusto contigo mismo y toma las acciones necesarias para lograrlo.

Por otra parte, acepta a los otros con lo que tu consideras son sus virtudes y sus fallas, entiende que cada quien tiene su propio camino, pero ten cuidado, eso no quiere decir que debes aceptar abuso o irrespeto, puedes aceptar a la persona más no tienes que aceptar sus acciones.

Acéptate a ti mismo y a los demás, trata siempre de ser y dar las enormes de ti, no tienes que ser el mismo que fuiste ayer.

Compartir