6 razones científicas a favor del café

La cafeína es la droga psicoactiva más comúnmente utilizada en el mundo, por una buena razón. Nos despierta, nos ayuda a mantenernos enfocados y proporciona un impulso de energía muy necesario. Y la mayoría de nosotros, tanto en las Américas como en Europa obtenemos nuestra dosis de cafeína al tomar café.

Pero a menudo la gente se preocupa porque sostiene que deberían limitar su consumo de café o eliminarlo por completo. Eso es probablemente porque el café puede sentirse como una muleta.

Es posible exagerar con la cafeína: muchos bebedores de café ​​superan el límite recomendado de 400 mg de cafeína por día, ya que eso puede causar insomnio, inquietud o un latido cardíaco acelerado, especialmente si se consume demasiado rápido.

En la mayoría de los casos, no podemos decir que el café en realidad genera beneficios para la salud; el mecanismo causal no está claro. Pero la investigación sugiere que los bebedores de café son menos propensos a padecer ciertas enfermedades.

Hay muchos alimentos y bebidas que la mayoría de nosotros debería consumir menos. Pero aquí explicamos por qué el café no debería estar en esa lista.

  1. Salud hepática

Una revisión que combinó los resultados de nueve estudios encontró que beber más café se asocia con un menor riesgo de cirrosis. En la revisión, beber una taza de café al día demostró estar relacionado con un 22 por ciento menos de riesgo de cirrosis, una enfermedad hepática que a menudo es causada por el consumo excesivo de alcohol.

Dos tazas diarias se asociaron con un riesgo reducido del 43 por ciento, tres tazas con un riesgo reducido del 57 por ciento y cuatro tazas con un riesgo reducido del 65 por ciento.

  1. Enfermedades del corazón

Una revisión de más de 200 estudios encontró que las personas que bebían tres o cuatro tazas de café por día tenían un 19 por ciento menos de probabilidades de morir a causa de una enfermedad cardiovascular.

  1. Diabetes tipo 2

Una gran revisión de estudios encontró que cada taza adicional de café bebida por día, se correlacionaba con un riesgo 7 por ciento menor de desarrollar diabetes tipo 2.

  1. Cáncer

Una revisión encontró que los bebedores de café (que ingerían al menos tres tazas al día) tenían un riesgo reducido del 18 por ciento de enfermar de cáncer.

Otra revisión encontró que al menos una taza por día se asoció con un 15 por ciento menos de riesgo de cáncer de hígado y un 8 por ciento menos de riesgo de cáncer de endometrio. Algunos datos indican que los bebedores de café pueden ser menos propensos a padecer cáncer oral / faríngeo y cáncer de próstata avanzado también.

  1. Alzheimer y demencia

Un metaanálisis de estudios sobre la ingesta de café y la salud cerebral calculó que los bebedores regulares de café tenían aproximadamente un 16 por ciento menos de probabilidades de padecer Alzheimer, demencia o deterioro cognitivo.

Hay estudios más pequeños que sugieren que beber café puede llevar a una reducción aún mayor del riesgo de Alzheimer.

  1. Depresión

Un gran estudio de más de 50.000 mujeres mostró que beber al menos una taza de café cada semana se asoció con un 15 por ciento menos de riesgo de depresión, y beber de dos a tres tazas por día se asoció con un 20 por ciento menos de riesgo.

Otro estudio que analizó a más de 100.000 hombres y mujeres descubrió que los bebedores de café tenían un 45 por ciento menos de probabilidades de morir por suicidio y los que bebían mucho café (cuatro o más tazas al día) tenían un 53 por ciento menos de probabilidades de morir por suicidio.

 

Fuente: buenavibra.es

Compartir