3 tiempos matutinos para un día feliz

Por: Verónika Zanoni

Cada día que amanece es una bendición en si misma; la cual deberíamos agradecer apenas tomamos consciencia de que estamos vivos. Si a ello sumamos que podemos abrir los ojos y ver a quien amamos a nuestro lado o a través de la ventana un sol que nos ilumina, escuchamos a lo lejos el trinar de pajaritos o la voz de nuestros seres queridos, olemos el aroma de la lluvia o de un humeante café recién colado, sentimos nuestro cuerpo sano y con energías para empezar… estamos listos para decir SI a un nuevo día y proponernos vivirlo a plenitud. Pues quien lo inicia con entusiasmo lo culmina con satisfacción.

Tal vez para poner en práctica las siguientes recomendaciones necesites despertarte un poco más temprano; créeme que lo vale y te lo agradecerás. Como el día comienza la noche anterior, proponte una hora de sueño fija que te permita descansar lo necesario y ajusta tu despertador con un timbre agradable programado para las nuevas actividades que a continuación te proponemos:

1er. tiempo: Dedícate a tu SER ESPIRITUAL, comienza por agradecer y elevar una oración a Dios, la vida, el universo entero por estar aquí y ahora. Medita, ora, reza y haz de esa práctica de conexión con tu ser superior un hábito fijo de inicio de día. Toma el tiempo que necesites con calma y en paz.

2do. tiempo: Ocúpate ahora de nutrir TU MENTE, visualiza tu día completo, experiméntalo y siéntelo en como si vieses una proyección en la cual todo lo que te propongas lo vas logrando con alegría y entusiasmo, en orden perfecto para ti y quienes están involucrados.

También es un buen tiempo para leer algo que te edifique y nutra interiormente.

3er. tiempo: Activa EL CUERPO, haz alguna práctica física que sea de tu agrado y propia para tus condiciones; desde caminar, hasta hacer yoga; lo que se ajuste mejor a tus posibilidades. Después de eso un buen aseo personal y a tomar un desayuno balanceado.

Estos tres tiempos, asumidos como ritual diario para iniciar tu mañana, agregarán mucho valor y positividad a tu vida; tendrás días más enfocados, de mayor productividad, con mejor actitud que te durará hasta la noche.

A modo de recomendación saludable, no enciendas el teléfono, ni tu computador; no veas ni oigas noticias, hasta tanto no hayas culminado tus 3 tiempos. Recuerda que son para ti, no permitas que otros manejen tu agenda ni tus emociones. No te distraigas de lo que es bueno para tu vida, te invitamos a tener foco y acción por tu felicidad.

Respetar y cumplir este tiempo para ti cada día, no solo repercutirá en tu bienestar personal, productividad laboral y armoniosas relaciones, sino que también será muy positivo para quienes comparten tiempo contigo.

Pruébalo y nos cuentas.

Compartir